Las Velas y sus Diferentes Utilizaciones


Las velas son utilizadas para dar luz a una entidad, transmutando de esta manera nuestra energía a través del fuego.

No deben encenderse a menos que la intención del individuo sea iluminar a una entidad determinada, ya que de otra manera, esa transmutación de energía podría ser utilizada por una entidad del Bajo Astral . O sea que encender una vela significa iluminar todo lo oscuro a través del fuego, transformando de esta manera lo negativo en positivo.

En este mecanismo de dar luz a una entidad, intervienen tres aspectos fundamentales, que son los que a continuación enumero:

El pensamiento : Este puede llevarse a cabo mediante una oración a la cual se pretende dar luz o simplemente el hecho de poner nuestro pensamiento en dicha entidad, ya que para dar luz basta con poner la FE e imaginarnos a esa entidad cercada de luz.

Acto de encender la vela : En este acto mecánico impulsamos nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra decisión sobre lo que vamos a realizar.

La intención : Esta es la que dará la dirección, la fuerza y la intensidad de la luz que estamos encendiendo.

Las velas no sólo forman parte del culto de la Magia Blanca , sino que, son utilizadas también en ritos de Magia Negra y Magia Roja .

Las velas forman parte imprescindible de todos los hechizos y rituales de magia, además de proporcionar la luz suave y acogedora para cualquier encuentro romántico. Desde la antigüedad, la energía que emana de ellas ha sido utilizada para realizar hechizos, encantos, amuletos, talismanes y fetiches, y esa misma energía atrae la mirada de los seres humanos que se sitúan alrededor y se dejan seducir de la palpitante llama que cimbrea en lo alto de la vela.

Además, la llama de la vela, al atraer la atención de nuestra mirada proporciona un foco de atención donde descansamos nuestros pensamientos o, a través de sus colores y sus sinuosas formas, podemos concentrarnos, desplegar nuestras ideas o alimentar nuestra imaginación.

Sin embargo, un ritual mágico con velas no es exclusivo de brujos y magos, de religiones o iglesias, casi todo el mundo ha llevado a cabo, en algún momento de su vida, un ritual con velas, quizás incluso sin darse cuenta de ello. ¿Te acuerdas de la tarta o el pastel de cumpleaños con velas, una por cada año de tu vida? ¿Recuerdas que te dijeron que cerraras los ojos, te concentraras y pensaras un deseo, y que, después de un soplo, las apagaras todas? Ese probablemente fue tu primer ritual con velas y seguramente no el único que tienes en tu haber.

Para realizar acciones mágicas con velas, hay que tener en cuenta algunos detalles importantes que imprimirán al acto la suficiente carga energética, siempre y cuando sean convenientemente utilizados y relacionados. Uno de esos aspectos es el color. Para cada tipo de ritual o para cada deseo que queramos ver cumplido por intermediación de las velas, hay un color adecuado para encaminar el objetivo hacia un satisfactorio fin.

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...