ME GUSTA Y COMPARTE

Uso correcto de las velas en los Rituales


Las velas son uno de los elementos que vamos a encontrar más comunmente, tanto en rituales completos, como en hechizos individuales. Además de la obvia función mundana de proveer iluminación, las velas pueden cumplir una o varias de las siguientes funciones al mismo tiempo:
  • representación de elementos durante el ritual
  • representación de Deidades
  • ofrenda a los Dioses
  • foco energético
  • material para fabricar talismanes personales
  • adivinación

Las velas son poderosas fuentes de poder para los hechizos. A continuación te presentamos la lista de los colores de velas, como utilizarlas y sus correspondientes propiedades mágicas;

NEGRO :
Rituales de meditación, trabajo de hechizos, desbaratadores de rituales y hechizos destinados a eliminar entidades malvadas y fuerzas negativas.

AZUL :
Magia que implica el honor, la lealtad, la paz, la tranquilidad, la verdad, la sabiduría, la protección durante el sueño, la proyección astral y los hechizos para inducir los sueños proféticos.

CAFE :
Hechizos para localizar objetos perdidos, mejorar los poderes de concentración y de telepatía, así como la protección de familiares y de animales domésticos.

ORO :
Hechizos que atraen el poder de las influencias cósmicas y los rituales para honrar a las deidades solares.

GRIS :
Hechizos para neutralizar las influencias negativas.

VERDE :
Hechizos que implican la fertilidad, el éxito, la buena suerte, la prosperidad, el dinero, el rejuvenecimiento y la ambición, así como los rituales para luchar en contra de la avaricia y los celos.

NARANJA :
Hechizos que estimulan la energía.

ROSA :
Hechizos para el amor y los rituales que implican la amistad o la femenidad.

PURPURA :
Manifestaciones psíquicas, curaciones y hechizos que implican el poder, el éxito, la independencia y la protección del hogar.

ROJO :
Ritos de fertilidad, afrodisiacos y hechizos que implican la pasión sexual, el amor, la salud, la fuerza física, la venganza, la rabia, el poder de voluntad, el valor y el magnetismo.

PLATA :
Hechizos y rituales para eliminar la negatividad, estimular la estabilidad y atraer las influencias benéficas de la Diosa.

BLANCO: 
Rituales de consagración, meditación, adivinación, exorcismo y hechizos que implican la curación, la clarividencia, la verdad, la paz, la fuerza espiritual y la energía lunar.

AMARILLO :
Hechizos relacionados con la confianza, la atracción, el encanto y la persuación.

INDIGO :
Curación, dormir y armonía interior.

OLIVA :
Enfermedad, inseguridad y cobardía.

Cómo utilizar adecuadamente las Velas Ecológicas y Naturales


Las Velas crean fácilmente ambientes cargados de armonía y tranquilidad, calidez y belleza inspira el romance y la relajación en nuestras vidas.

Sin embargo, las velas convencionales también pueden aportar contaminantes, productos químicos, gases tóxicos y carcinógenos que son perjudiciales para nuestra salud y la salud ambiental. Adelante Cómo utilizar las Velas naturales, ecológicas.

Paso 1: Trata de eliminar las velas que utilizan parafina, producto derivado del petróleo nada ecológicas. Las Velas de parafina emiten toxinas dañinas al aire que pueden producir problemas de salud y contamina el medio ambiente.

Paso 2: La hay de soja, cera de abejas, cera de palma o vegetales, que son una buena alternativa a las Velas convencionales. Este tipo de velas son biodegradables y duran más tiempo.

Paso 3: También puedes utilizar velas ecológicas aromáticas para aromaterapia, que utilizan sólo 100% aceite esencial puro, sin diluir. La velas tradicionales aromáticas utilizan químicos o fragancias sintéticas que contienen materiales tóxicos que se propagan cuando se queman.

Paso 4: En este tipo de Velas también hay que tener en cuenta la mecha. Las mejores son de algodón, papel o cáñamo. Asegúrate que están libres de plomo, mejor para la salud y el medio ambiente.

Oracion con vela Zodiacal para atraer el Dinero




Para este ritual solo necesitaras una vela Zodiacal. La cual deberas mantener encendida durante rezas la oracion.

Luego haras los siguiente

 Deberá guardar un poco de humo dentro de un frasco de cristal y cuando llegue a tu trabajo lo abre y deje que el humo se esparza diciendo en voz baja la oración a continuacion hasta tres veces.

Oración: 

Que el dinero llegue a mi hogar con facilidad, que el humo de la prosperidad atraiga el dinero hacia  mí lo más pronto posible que así sea y así será.


Vela y Oracion General para la Salud


Se encenderá una vela de color verde y se dirá en voz alta: “Elevé mis ojos hacia ti ¡Oh Eterno! y me sentí vigorizado. 
Tú, que eres mi fortaleza, no me desampares en esta prueba; en tu infinita bondad espero, por medio de ti, recuperar la salud para poder seguirte. 
Agobiado estoy bajo el peso de mis iniquidades, más ayúdame, pues bien conozco las flaquezas de mi espíritu. 
¡No apartes la mirada de mí! Y dame la oportunidad de que, salvando mis errores, mi espíritu pueda servirte hasta el final de mis días. 
Amén.  
Se deja la vela, después de la oración, encendida durante treinta minutos   Se rezará preferiblemente durante  tres o cuatro veces al día a lo largo de una semana.

Color de las velas de la Justicia y su dia de uso


Vela de justicia: 
Tiene dos colores, el azul (aroma de frutas) por San Miguel Arcángel quien nos protege de las asechanzas del demonio y el morado (aroma de violetas) por Júpiter quien según la tradición romana era la deidad de la justicia benevolente, no karmática.
La ofrenda es la armonía entre el bando blanco y el bando negro. 
Úsese los domingos y jueves.

Vela para lograr un Embarazo



Queridas amigas lectoras y seguidoras de nuestro blog como es ya bien sabido el estres de la vida diaria nos impide hacer lagunos de nuestros sueños realidad como es quedar embarazadas, es por ello que he preparado este ritual ancestral para este proposito. Espero que les sea de mucha ultilidad para todas aquellas que desean un bebe y para las que ya lo esperan todo salga a pedir de boca.


Vela para el Embarazo: 

si deseamos quedar embarazadas o que el mismo transcurra bien, y que el bebé nazca sano, debemos encender una vela mitad blanca y verde, todos los meses cuando sea la luna llena y ofrendarla a la Virgen María (Madre Universal por naturaleza Divina).

El poder secreto de una vela Encendida II parte

Las velas y la visualización creativa

Existe una práctica mágica que complementa todo ritual y que se encuentra estrechamente relacionada con los rituales con velas. Se trata de la visualización creativa, un método muy efectivo y que todo ser humano puede poner en práctica en cualquier sitio y en todo momento. Cuando usted está en su lugar de trabajo, por ejemplo, puede “visualizar” su casa y cualquier tarea que llevará a cabo en ella. De la misma manera, cuando usted tiene hambre, puede “visualizar” el alimento que tiene ganas de llevar a la boca. La visualización creativa es un método muy sencillo, capaz de crear un camino que lo acerque a usted a su objetivo. Por supuesto, si su objetivo es hacerse millonario de la noche a la mañana, la visualización no lo ayudará, ya que como todo acto de magia, está regido por determinadas reglas, la primera de las cuales consiste en ser REALISTA en aquello que se va a pedir. Solo de este modo, podrá usted emplear la visualización creativa en los rituales con velas, con vistas a obtener sus objetivos.

Veamos el caso de María y Susana, dos hermanas mellizas que en cierta oportunidad le escribieron al autor, consultándole respecto de la rivalidad que había surgido entre ellas. Habiendo finalizado sus estudios, ambas querían tener empleos bien pagos. María estaba convencida de no trabajar por poco dinero, de manera que si no se conseguía un trabajo muy bien pago, no trabajaría. Susana, por su parte, fue empleada como cajera en un supermercado. Cobraba muy poco, pero era algo. Pasaron los meses y María seguía buscando un trabajo bien pago. Susana entretanto fue ascendida, comenzó a hacer cursos de perfeccionamiento y unos años era asistente del gerente del supermercado. María no solo quería un excelente empleo, sino un buen hombre, que además tuviera dinero. Susana también quería un buen hombre, pero lo del dinero le resultaba secundario. Pronto se puso de novia con un muchacho del supermercado que trabajaba tan duramente como ella. Juntos comenzaron a ahorrar para casarse. El tiempo pasaba y María, no solo no tenía trabajo, sino que rehusaba toda invitación masculina a salir, porque quienes la invitaban no tenían mucho dinero. Finalmente, se vio obligada a trabajar y aceptó el primer empleo en el que la tomaron. Y mientras María era una simple empleada, Susana había alcanzado un puesto importante en otra sucursal del supermercado en el que había ingresado, se había comprado una casa y estaba a punto de contraer enlace.

El citado es un buen empleo de lo que significa tener objetivos REALISTAS. María quería estar en la cima, con un trabajo excelente y al lado de un señor exitoso y millonario, objetivos pocos realistas si los hay. Entretanto, Susana fue paso a paso al encuentro de objetivos acordes con la realidad. La misma verdad reside en la visualización creativa: usted no puede pedir a través de un ritual con velas tener un auto cero kilómetros, pero sí puede pedir que se le presente la oportunidad de comprar un coche acorde con el dinero que tiene ahorrado y sus posibilidades. Esto no significa que usted jamás estará en condiciones de adquirir un vehículo nuevo, sino para llegar a él debe ir PASO A PASO y, si su objetivo es tener un auto cero kilómetro, tendrá que armarse de paciencia y andar PASO A PASO en la dirección que se haya propuesto, con la ayuda de la visualización creativa y el uso ritual de las velas o de otros elementos. Estos son una ayuda, pero no la solución definitiva a sus problemas ni el arma que le permitirá alcanzar cualquier objetivo, por descabellado que esté resulte.


Además de pensar de manera realista, usted tendrá que establecer un período realista para el cumplimiento de sus metas. Su coche –nuevo o de segunda mano- no aparecerá por parte de magia al frente de su casa luego de realizar un ritual con velas. Cualquier tipo de magia requiere TRABAJO, PACIENCIA Y TIEMPO; por eso, se hace necesario observar el paso de este último de acuerdo con las fases de la Luna, de manera que los resultados pueden tardar un mes, dos meses, tres... dependiendo del tipo de objetivo a lograr.

Ahora que hemos dejado en claro estos detalles, veamos cómo, dónde y cuándo conviene llevar a cabo la visualización creativa. En realidad, esta puede realizarse en cualquier parte, pero para obtener mejores resultados, lo mejor es:

1 Esperar a la Luna llena y elegir un sitio tranquilo en el cual usted no vaya a ser perturbado por lo menos durante 20 minutos.

2 Vestirse cómodamente, con prendas de colores claros, pues estos atraen energías positivas.

3 Acostarse boca arriba en una cama, colchoneta o frazada y relajarse profundamente, cerrando los ojos.

4 Respirar de manera pausada, llenando el estómago al inspirar, reteniendo unos pocos segundos el aire y largándolo suavemente por la nariz.

5 Llevar la cabeza hacia la derecha y respirar tres veces como si indica en (4); luego, volver a la posición inicial.

6 Llevar la cabeza a la izquierda y respirar tres veces como se indica en (4); luego, volver a la posición inicial.

7 Respirando normalmente, relajar aún más cada parte del cuerpo y repetir mentalmente estas palabras: siempre que paso por los caminos, siento la presencia del supremo. Sé lo que debo hacer: está conmigo para siempre. Ningún mal me afectará. La pureza me guía. Voy hacia el bien y por el bien viviré.

8 Visualizar por lo menos durante 5 minutos el objetivo a alcanzar, claramente, paso a paso, sabiendo que le pertenece.

Es importante repetir el ejercicio todos los días, o al menos tres veces a la semana. Si así o hace, piensa en positivo y tiene paciencia, llegará a sus metas. Ahora, está usted listo para introducirse de lleno en los rituales con velas.

El mejor modo de elegir las velas

Las velas rituales pueden comprarse en comercios de articulos esotéricos o en otro tipo de negocios en los que se las comercializa para utilizarlas como adorno.

· Lo ideal es que las velas sean de sebo, pero si eso no resulta posible, las velas de cera igualmente servirán.

· No conviene elegir velas pequeñas, ya que se consumen más rápidamente y, por lo general, no están destinadas a ser empleadas en rituales.

· Las velas cuyas medidas oscilan entre los 12 y los 30 centímetros son las más apropiadas para casi todos los rituales, aunque si usted desea encender una de tamaño reducido por algún motivo personal –por ejemplo, simplemente para rezar una oración el santo de su devoción- puede hacerlo sin problemas.

· Las velas blancas pueden ser reemplazadas por las de fabricación casera, cuya elaboración se detalla a continuación; no así las de colores, ya que se torna muy complicada la utilización de colorantes en el procedimiento artesanal.

El poder secreto de una vela encendida I parte


el fuego es un “principio divino” –y no simplemente un elemento más de la naturaleza- y que la llama que vemos ascender actúa como vehículo del Espíritu Supremo. Ninguna definición nos resulta más adecuada que la expuesta por Blavatsky, para hablar de la realización de plegarias, rituales, y actos mágicos con velas, pues la llama de éstas nos conducirá directamente al Supremo para que se hagan realidad nuestros deseos. Y es que el fuego puede considerarse el fenómeno más directamente asociado a lo sagrado: desde tiempos prehistóricos ha tenido un lugar especial en las religiones y se lo ha relacionado de manera directa con el Sol como fuente de poder y símbolo de la divinidad.

En la actualidad, puede decirse que las velas –ya incorporadas a nuestra vida cotidiana como un objeto más de nuestra cultura- son los elementos por excelencia que reúnen las propiedades positivas y el valor del fuego en la pequeña llama que se eleva al infinito. Por eso, encendemos velas para orar, para pedir por un enfermo, para obtener protección, para la buena suerte... No necesitamos saber demasiado acerca de las velas para usarlas: muchas veces las compramos sencillamente porque nos gustan o para adornar un ambiente o para preparar una mesa especial para la cena. Sin embargo, sino nos internamos en el conocimiento esotérico del uso y el valor ocultos que estos elementos tienen, podremos obtener de ellos numerosos beneficios, beneficios que en nuestra limitada visión del mundo ni siquiera imaginamos.

Por ese motivo, este curso de Magia con Velas ofrece a sus estudiantes muchos de los secretos de los iniciados para utilizar las velas con diferentes fines, obteniendo óptimos resultados. A través de la lectura de sus páginas, usted podrá aprender a fabricar velas caseras y cuál es la mejor forma de elegirlas si desea comprarlas; sabrá con exactitud cuáles son los mejores días para encenderlas, qué color le corresponde a cada signo y cuál es el principio básico de ciertos tipos de rituales. A partir de allí, estará en condiciones de utilizar ciertas fórmulas para mejorar la salud y otras para la prosperidad, el trabajo y los negocios; podrá poner en práctica hechizos para resolver distintas dificultades o conflictos afectivos, para traer paz a su hogar o para quitar las trabas de su camino. Por último, también podrá aprovechar el poder de las velas para meditar, incubar sueños y consagrar amuletos, lo mismo que para conocer el futuro a través de atractivos métodos de adivinación. Pero para que todo el saber que usted adquiera resulte verdaderamente útil, tendrá que intervenir además el poder de su fe. Solo así la llama de las velas que encienda, empujada por la fuerza de sus oraciones, convertirá en realidad los pedidos dirigidos a lo alto.

USO Y FABRICACIÓN DE VELAS CON FINES ESOTÉRICOS

Durante siglos, el hombre empleó antorchas para hacer menos oscuras y más breves sus noches. Más adelante, las velas reemplazaron a las antorchas. Útiles y de agradable aspecto, las velas decoraron durante siglos las lámparas y los candelabros de todo el mundo y aún hoy lo siguen haciendo en ocasiones especiales, a pesar de haber sido felizmente desplazadas por la luz eléctrica. Y pese al hecho de que esta última ha revolucionado la historia de la humanidad, permitiéndole avanzar a pasos de gigante, las velas han conservado un valor y un significado similar al que tuvieran desde los comienzos de su larga existencia.

La utilización de velas con fines rituales ha sido una constante en el esoterismo. Desde sus orígenes, se las empleaba no solo para su finalidad inmediata –ver durante la noche, aunque fuera imperfectamente-, sino también para fines más trascendentes, como pedir protección personal o solicitar al Supremo un buen rendimiento en las cosechas. También se las usaba para orar deseando la curación de un enfermo e incluso como medio de adivinación. Este uso esotérico de un elemento cotidiano se popularizó especialmente durante el siglo IV, a tal punto que los cristianos adoptaron la utilización de velas para sus ceremonias religiosas. Hoy en día, el mercado pone a nuestro alcance una variedad increíble de velas, tanto por sus colores como por sus diferentes tamaños y formas; y mientras su uso se ha convertido en tradición en los ritos de variadas religiones, hay quienes las llevan a su hogar simplemente como objetos decorativos y quienes las encienden para rezar o llevar a cabo un ritual.

Purificación e iluminación

Presentes –como hemos dicho- en las ceremonias religiosas y los ritos de casi todas las civilizaciones del mundo, las velas constituyen elementos mágicos sumamente poderosos. Vinculadas al fuego, elemento de la naturaleza que al mismo tiempo simboliza la destrucción y la renovación o purificación, producen efectos significativos si se las utiliza adecuadamente en rituales y encantamientos.

El uso correcto de las velas al que hacemos referencia depende de determinados factores que son precisamente los que garantizan los efectos mágicos. Las vibraciones de los colores, por ejemplo, ponen en movimiento energías que existen en nosotros, favoreciendo determinados aspectos de la actividad humana como el amor, el desempeño profesional, la capacidad para hacer amistades o la espiritualidad. Precisamente con este último aspecto se relacionan especialmente las velas, ya que encender la luz de las mismas puede asociarse con el antiquísimo simbolismo que relaciona la luz con la sabiduría y la iluminación espiritual, es decir, con las condiciones necesarias para que el hombre –con la fuerza de la voluntad y la fe- pueda seguir el camino del bien y la virtud en esta vida.

Las velas encierran así un valor sagrado, el que fue probado en tiempos inmemoriales y desarrollado justamente por los sacerdotes de diversas religiones como la cristiana, la hebrea y la hindú, tal y como lo confirman el encendido del Cirio Pascual de la Iglesia Católica, el Sabbat judío o el Diwali (hilera de velas) de la religión hindú.

Por otra parte, las vibraciones de los empleados para consagrar velas deben estar en perfecta armonía con el color elegido y con las influencias de la Luna y los demás planetas, lo cual ha de tenerse en cuenta en el momento de realizar cada ritual. Todos los aspectos mencionados son fundamentales, pues al encender las velas, estaremos invocando a las salamandras, los seres elementales del fuego, que constituyen la esencia misma de las llamas. Carentes de sentido moral o de emoción alguna, estos elementales atienden nuestros pedidos cuando se los invoca correctamente y se pueden emplear tanto para el bien como para el mal, por lo que se torna sumamente importante usarlos siempre en nombre del bien. Y para poder hacerlo con éxito, debemos –entre otras cosas- purificar el ambiente en el que llevaremos a cabo nuestro ritual mágico (operación que detallaremos más adelante en este curso) y además, tener todo el tiempo el alma tranquila y el corazón puro.

Rituales con velas

Existen variadas formas de realizar un ritual con velas, de acuerdo con una nutrida y compleja tradición. Pero cualquiera sea la forma elegida, debe comprenderse que los rituales no consisten solo en encender las velas y pronunciar mecánicamente unas palabras. Esas palabras tienen un significado. Por eso, no importa cuál sea el ritual que usted realice, siéntese primero tranquilamente y lea con atención el procedimiento y el contenido de las palabras expuestas en estas páginas. Medite acerca de esas palabras expuestas en estas páginas. Medite acerca de esas palabras. De esta manera, evitará hacer los rituales repitiendo “como un loro”: este es uno de los factores que incidirán positivamente en la realización de los mismos, permitiéndole acercarse a su ideal. Y a medida que el tiempo transcurra y su entrenamiento avance, usted se encontrará en condiciones de usar “sus propias palabras” para hacer un ritual con velas, palabras que deberán brotar de los más hondo de su corazón.

La forma más sencilla de clasificar los rituales es según el propósito con el que se los lleve a cabo. Desde este punto de vista, existen rituales para obtener un deseo en el amor (atraer a una persona, mejorar un relación, terminar con la infidelidad, etc.), para aliviar el mal de un enfermo o conservar la salud, para atraer dinero, trabajo o prosperidad al hogar, para deshacer un daño hecho a una persona, para atraer energías positivas al hogar, para incubar sueños, para consagrar amuletos, para meditar, para obtener “poderes”, para desarrollar la capacidad de conocimiento, para purificarse, para protegerse del mal, etcétera. Lo importante es conocer los alineamientos básicos para realización adecuada de estos rituales. Con ello, y con la práctica suficiente, usted estará luego en condiciones de hacer sus propios rituales, con sus propias palabras y oraciones –respetando siempre las reglas expuestas en este curso- para pedir lo que desee. Recuerde que una actitud humilde resulta esencial a la hora de efectuar pedidos y que las ambiciones desproporcionadas y el deseo del mal se volverán siempre en su contra.

La magia de todos los tipos de Velas




Magia con velas: Antiguamente se utilizaba el aceite y el pabilo en las conocidas lámparas; con el descubrimiento de la parafina aparecieron las velas y la primitiva costumbre de dar luz a los Dioses y a los espíritus ha seguido creciendo.
Yo personalmente creo que más importante que el color de la vela es la intención que se deposita en ella; aunque jamás se me ocurriría hacer un pedido cualquiera con una vela que no fuera blanca o de colores claros.
A mayor avance, mejores oportunidades tenemos para escoger el color y la forma que más fuerza imprima en nuestra intención; ya que existen representando una amplísima gama de situaciones que en el conflicto o en la felicidad se pueden simbolizar con una vela.
Algunos sostienen que el mensaje que podemos obtener en el ceremonial de encender una vela, nos es dado por una entidad espiritual a la que hemos alumbrado; otros aluden la participación del inconciente colectivo; y muchos, que encontrando validas ambas consideraciones, también tienen en cuenta algunas otras más como la naturaleza energética, astrológica y psicológica del sujeto terrenal.
Las velas pueden ser: de parafina, de cebo y de miel.
Las de cebo se utilizan únicamente para invocaciones de magia negra, no siendo recomendable el uso de las mismas para iluminar seres de luz; escogida generalmente con fines perversos.
Las de miel se emplean para hacer endulzamientos y armonizaciones; se desenrollan y con un palillo de dientes se escribe la solicitud y el nombre de quien se requiera.
Y las de parafina, las comúnmente más utilizadas, se adaptan a todos los fines. Según sus formas se emplean de la siguiente manera:

Sol y/o Pirámide- para energetizar, atrae energía positiva despejando los caminos para los logros personales.

Flor- para la armonía y unidad de la familia.

Manzana- para pedidos de pareja especialmente cuando se encuentran constituidas.

Corazón- para abrir el corazón de alguien y que nos permita ingresar a él.

Choclo y/o Llave- para conseguir trabajo y dinero y abrir los caminos económicos, impulsando el desarrollo y el crecimiento.

Paloma- para dolencias de salud y alejar pensamientos que no sean apropiados.

Sapito- para los conflictos con familiares, amigos y conocidos en relación a chismes y habladurías.

Tijera- para cortar todo tipo de negatividades en cualquier plano y permitir el crecimiento rápido de lo nuevo por llegar.

Torre- para todo lo que presenta dificultad y requiere de una fuerza muy grande para salir de la crisis.

Nudo- para amarrar asegurando una relación de pareja y para deshacer posible ligaduras.

Casamiento- para materializar una unión de amor con augurios de prosperidad.

Tótem- para pedidos de suma importancia, de esos que solo se hacen dos o tres veces en la vida.

Hacha- para que se haga justicia, dar fuerza a algún pedido y efectuar cortes de envidias y negatividades.

Libro- para cuestiones estudiantiles, exámenes y elevar el interés por la lectura y el conocimiento.

Casa- para la unión familiar, especialmente cuando hay riesgo de separación y crisis.

Víbora- para neutralizar los celos, envidia o negatividades que una persona nos envía, ya sea de manera conciente o inconciente.

Cráneo- para estimular la reflexión de quién mantiene una postura equivocada frente a determinada situación.

Hombre-Mujer- para ayudar, atraer y armonizar, representando a la persona por quién se hace la solicitud.

Pareja- para aumentar la atracción y el deseo en una relación de noviazgo.

Puño-para imprimirle fuerza a un pedido, evitando que nada ni nadie lo detenga, aleja a las enemistades.

Espada- para atraer la justicia y cortar negatividades especialmente en lo laboral y social.

Hay que tener en cuenta que si le vamos a dar importancia a la figura que tenga la vela, también debemos dársela al color; caso contrario es preferible utilizar un cirio blanco común a encender algo que no tenemos la certeza de cómo va a funcionar y lo que estamos atrayendo con eso.

-Blancas: para todo tipo de pedidos de ayuda, principalmente armonía y salud.

-Amarillas: para dinero y poder.

-Rojas: para aumentar la pasión, el amor, energetizar y derribar negatividades.

-Verdes: para salud física, mental, emocional y energética.

-Azules: para aportar calma, tranquilidad, serenidad y paz, colaborando con el equilibrio mental.

-Rosas: para el amor, la salud, la armonización general y las intervenciones quirúrgicas.

-Violetas: para transmutación de la energía, liberación de cargas kármicas y problemas serios de salud.

-Lilas: similar a la violeta, especial para la vista y los ojos.

-Celestes: para la armonía, unión familiar y potenciar la claridad mental en proyectos de cualquier tipo.

-Naranjas: para conjugar la fuerza del rojo y el amarillo, propiciando claridad, fuerza y armonía.

-Marrones: para el dinero, los éxitos en general y los logros personales.

-Negras: para alejar negatividades y cortar trabajos de magia negra. En lo personal, aconsejo no prender por ninguna causa en el hogar velas negras, ya que sin desearlo podríamos estar atrayendo a nosotros un tipo de energía con la que después no sabremos accionar.

Si bien todos estos datos brindan una buena referencia de cómo y para qué emplear cada forma y color; es de vital importancia la intención que proyectamos en las mismas al tiempo de encenderlas. Reflexionar y pasar por el tamiz del corazón nuestro anhelo nos permitirá evaluar los motivos o razones que nos movilizan a escoger hacer un determinado ceremonial, tomando conciencia del karma que intentamos perder y aquel que potencialmente nos cargaremos al hombro, cuando egoísta o resentidamente pensemos en hacerle daño a alguien en cualquier aspecto de su vida.

Es humano no poseer los conocimientos para resolver todos los desafíos que nos impone la vida; cuando las inseguridades te hagan dudar sobre la técnica más efectiva para crear tu propio trabajo de magia, teniendo en cuenta todos los aspectos que intervienen en una determinada situación o deseo, nos consultas y con todo placer te orientaremos con los conocimientos e incluyendo también la experiencia práctica de tantos años, que como de costumbre, ponemos a tu disposición.

Ritual con velas para el mes de Julio



Durante el mes de julio hay un ritual el día 23 para poder hacer, se llama el RITUAL SÓYHICO ya que coincide con unas posiciones astronómicas del planeta Sirio.

LAS CELEBRACIONES DE LA ESTRELLA MAYOR DE SIRIO,
SE INICIABAN EL DÍA 23 DE JULIO Y
TERMINABAN EL DÍA 8 DE SEPTIEMBRE.
A ESTOS DÍAS SE LE LLAMABAN LOS DÍAS DEL PERRO.

RITUAL MÍSTICO PARA LOS DÍAS DE SIRIO.

Este ritual tiene un simbolismo de tipo iniciatico y ayudara a favorecer nuestro crecimiento espiritual, hacia el camino de la transformación con un trabajo diario de uno mismo.
Necesitamos:
Tres cintas. Una roja, una blanca y una negra. De 40 cm.
Un palo o barrita.
Una vela blanca y otra negra.
Incienso de mirra.
Este ritual se realizara al amanecer, las tres cintas se ataran al palo por la punta y encenderemos las dos velas y el incienso y diremos lo siguiente:

QUE LAS LUZ DE ESTAS VELAS SEA EL SÍMBOLO DE
MI PROPIA LUZ INTERIOR,
CON SU LUZ EMPIEZA MI BÚSQUEDA
DE MI PROPIA SENDA ESPIRITUAL.

Se empiezan a trenzar las cintas, entre ellas, el palo solo nos sirve para apoyarnos, mientras que vamos trenzando iremos diciendo:

NO SUCUMBIRÉ AL DESEO SI NO ES SUSTENTADO POR
LA LUZ DE LA RAZÓN
Y LA FUERZA DEL AMOR
HACIA LO DESEADO Y A MI MISMO.
NO SUCUMBIRÉ A LA RAZÓN FRÍA
SIN TEMPLARLA CON EL FUEGO
DEL ENTUSIASMO Y
LA TERNURA DEL SENTIMIENTO.
NO SUCUMBIRÉ AL SENTIMIENTO NEGATIVO
SI NO SOY CAPAZ
DE AVIVAR LA LLAMA DEL CRECIMIENTO ESPIRITUAL.
PIDO A LAS FUERZAS ESPIRITUALES Y A LOS GUÍAS
QUE ME GUÍEN
Y QUE ME TRANSFORMEN
MI PARTE NEGATIVA Y
QUE NO OBSTACULICE
MI TRANSMUTACIÓN.

Una vez terminado el ritual y las velas se hayan quemado, ataremos las puntas para que no se deshagan y sacaremos las puntas que teníamos cogidas al palo y las ataremos también y colgaremos la cinta en un lugar visible, en una pared o una ventana para poder verla a menudo y que nos recuerde nuestro camino iniciatico interior cada vez que la veamos.

 Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...