El poder secreto de una vela Encendida II parte

Las velas y la visualización creativa

Existe una práctica mágica que complementa todo ritual y que se encuentra estrechamente relacionada con los rituales con velas. Se trata de la visualización creativa, un método muy efectivo y que todo ser humano puede poner en práctica en cualquier sitio y en todo momento. Cuando usted está en su lugar de trabajo, por ejemplo, puede “visualizar” su casa y cualquier tarea que llevará a cabo en ella. De la misma manera, cuando usted tiene hambre, puede “visualizar” el alimento que tiene ganas de llevar a la boca. La visualización creativa es un método muy sencillo, capaz de crear un camino que lo acerque a usted a su objetivo. Por supuesto, si su objetivo es hacerse millonario de la noche a la mañana, la visualización no lo ayudará, ya que como todo acto de magia, está regido por determinadas reglas, la primera de las cuales consiste en ser REALISTA en aquello que se va a pedir. Solo de este modo, podrá usted emplear la visualización creativa en los rituales con velas, con vistas a obtener sus objetivos.

Veamos el caso de María y Susana, dos hermanas mellizas que en cierta oportunidad le escribieron al autor, consultándole respecto de la rivalidad que había surgido entre ellas. Habiendo finalizado sus estudios, ambas querían tener empleos bien pagos. María estaba convencida de no trabajar por poco dinero, de manera que si no se conseguía un trabajo muy bien pago, no trabajaría. Susana, por su parte, fue empleada como cajera en un supermercado. Cobraba muy poco, pero era algo. Pasaron los meses y María seguía buscando un trabajo bien pago. Susana entretanto fue ascendida, comenzó a hacer cursos de perfeccionamiento y unos años era asistente del gerente del supermercado. María no solo quería un excelente empleo, sino un buen hombre, que además tuviera dinero. Susana también quería un buen hombre, pero lo del dinero le resultaba secundario. Pronto se puso de novia con un muchacho del supermercado que trabajaba tan duramente como ella. Juntos comenzaron a ahorrar para casarse. El tiempo pasaba y María, no solo no tenía trabajo, sino que rehusaba toda invitación masculina a salir, porque quienes la invitaban no tenían mucho dinero. Finalmente, se vio obligada a trabajar y aceptó el primer empleo en el que la tomaron. Y mientras María era una simple empleada, Susana había alcanzado un puesto importante en otra sucursal del supermercado en el que había ingresado, se había comprado una casa y estaba a punto de contraer enlace.

El citado es un buen empleo de lo que significa tener objetivos REALISTAS. María quería estar en la cima, con un trabajo excelente y al lado de un señor exitoso y millonario, objetivos pocos realistas si los hay. Entretanto, Susana fue paso a paso al encuentro de objetivos acordes con la realidad. La misma verdad reside en la visualización creativa: usted no puede pedir a través de un ritual con velas tener un auto cero kilómetros, pero sí puede pedir que se le presente la oportunidad de comprar un coche acorde con el dinero que tiene ahorrado y sus posibilidades. Esto no significa que usted jamás estará en condiciones de adquirir un vehículo nuevo, sino para llegar a él debe ir PASO A PASO y, si su objetivo es tener un auto cero kilómetro, tendrá que armarse de paciencia y andar PASO A PASO en la dirección que se haya propuesto, con la ayuda de la visualización creativa y el uso ritual de las velas o de otros elementos. Estos son una ayuda, pero no la solución definitiva a sus problemas ni el arma que le permitirá alcanzar cualquier objetivo, por descabellado que esté resulte.


Además de pensar de manera realista, usted tendrá que establecer un período realista para el cumplimiento de sus metas. Su coche –nuevo o de segunda mano- no aparecerá por parte de magia al frente de su casa luego de realizar un ritual con velas. Cualquier tipo de magia requiere TRABAJO, PACIENCIA Y TIEMPO; por eso, se hace necesario observar el paso de este último de acuerdo con las fases de la Luna, de manera que los resultados pueden tardar un mes, dos meses, tres... dependiendo del tipo de objetivo a lograr.

Ahora que hemos dejado en claro estos detalles, veamos cómo, dónde y cuándo conviene llevar a cabo la visualización creativa. En realidad, esta puede realizarse en cualquier parte, pero para obtener mejores resultados, lo mejor es:

1 Esperar a la Luna llena y elegir un sitio tranquilo en el cual usted no vaya a ser perturbado por lo menos durante 20 minutos.

2 Vestirse cómodamente, con prendas de colores claros, pues estos atraen energías positivas.

3 Acostarse boca arriba en una cama, colchoneta o frazada y relajarse profundamente, cerrando los ojos.

4 Respirar de manera pausada, llenando el estómago al inspirar, reteniendo unos pocos segundos el aire y largándolo suavemente por la nariz.

5 Llevar la cabeza hacia la derecha y respirar tres veces como si indica en (4); luego, volver a la posición inicial.

6 Llevar la cabeza a la izquierda y respirar tres veces como se indica en (4); luego, volver a la posición inicial.

7 Respirando normalmente, relajar aún más cada parte del cuerpo y repetir mentalmente estas palabras: siempre que paso por los caminos, siento la presencia del supremo. Sé lo que debo hacer: está conmigo para siempre. Ningún mal me afectará. La pureza me guía. Voy hacia el bien y por el bien viviré.

8 Visualizar por lo menos durante 5 minutos el objetivo a alcanzar, claramente, paso a paso, sabiendo que le pertenece.

Es importante repetir el ejercicio todos los días, o al menos tres veces a la semana. Si así o hace, piensa en positivo y tiene paciencia, llegará a sus metas. Ahora, está usted listo para introducirse de lleno en los rituales con velas.

El mejor modo de elegir las velas

Las velas rituales pueden comprarse en comercios de articulos esotéricos o en otro tipo de negocios en los que se las comercializa para utilizarlas como adorno.

· Lo ideal es que las velas sean de sebo, pero si eso no resulta posible, las velas de cera igualmente servirán.

· No conviene elegir velas pequeñas, ya que se consumen más rápidamente y, por lo general, no están destinadas a ser empleadas en rituales.

· Las velas cuyas medidas oscilan entre los 12 y los 30 centímetros son las más apropiadas para casi todos los rituales, aunque si usted desea encender una de tamaño reducido por algún motivo personal –por ejemplo, simplemente para rezar una oración el santo de su devoción- puede hacerlo sin problemas.

· Las velas blancas pueden ser reemplazadas por las de fabricación casera, cuya elaboración se detalla a continuación; no así las de colores, ya que se torna muy complicada la utilización de colorantes en el procedimiento artesanal.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...