Ritual con velas al espiritu de los 4 elementos (Aire, Fuego, Agua, Tierra) para limpiar profundamente nuestra aura





Ayuda a limpiar el cuerpo áurico de las situaciones nocivas o dolorosas que quedan en nosotros a través de ciertas experiencias o emociones. Pueden ser sucesos con gente o estados de ánimo como rabia, venganza, agresividad, violencia, tristeza, etc. 


Cuando se trata de sacar lo negativo que hemos vivido con alguien, es bueno hacer un ritual por persona y escribir algo recapitulando los detalles: cómo conociste a esa persona, qué relación tuviste y cuáles son los principales eventos dañinos asociados a ella. Cuanto más específica seas, mejor. ¿Qué necesitas? Reúne los cuatro elementos: Aire (incienso); Fuego (vela blanca); Agua (vaso de agua) y Tierra (pon en un platico semillas, puede ser de anís, canela, pimienta, etc.)

Manos al fuego Prende el incienso con un fósforo de madera y la velita con otro fósforo. El fuego no se sopla, se ahoga con los dedos o con un apagavelas. Debes poner los elementos en forma de herradura y en sentido horario: a las 12 del día el incienso, a las 3 de la tarde la velita; a las 6 el vaso con agua y a las 9 el platico con semillas. Luego escribe el suceso que quieres descargar con lujo de detalles. En la parte final anota: ‘Que estas energías se desintegren, yo despojo el dolor y me quedo con la enseñanza’. Rompe el papel en pedacitos y quémalo. Sentirás inmediatamente que te has quitado un peso de encima. Toma los 4 elementos y entiérralos sin bolsa, en un parque o jardín en la tierra.

Ritual para la estabilidad financiera: te ayudará a despojar lo negativo de situaciones pasadas ocurridas en tu relación con el dinero. ¿Qué necesitas? Una vela amarilla y tres monedas de diferente denominación.

Manos al fuego Pon en un plato la vela y, formando un triángulo, las monedas en cada extremo. 

Si has cometido errores con el dinero, repite antes de encender la vela: ‘Yo me perdono por los errores que he cometido con el dinero que ha llegado a mis manos’. Esto es lo más importante, así dejaremos de lamentarnos por lo que pudo ser y no fue. Enciende la vela con un fósforo de madera y en completa calma copia en una hoja tus deudas actuales (aquellas sin las cuales todo el panorama se vería mejor). 

Al final escribe una cifra concreta y realista, una con la que consideres que si la recibieras mensualmente se acabarían tus problemas económicos y tendrías una vida más tranquila. Al final, redacta: ‘Doy gracias por todo el dinero que ha venido a mis manos (no importa que haya sido mucho o poco), estoy preparada para recibir más y administrarlo de la mejor manera para mi beneficio y el de los que me rodean’. Rompe el papel en pedacitos y deja que la vela se termine.

SUSCRITE Ahora para recibir los mejores Árticulos sobre el Divino Niño

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al enviar tu comentario acepta las normas básicas y obvias de etiquetas. Todo comentario ofensivo será borrado inmediatamente. No se publicarán oraciones o cadenas. Respete a los demás como desearía que usted fuese tratado. Su correo-e NO se compartirá con terceras personas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...