ME GUSTA Y COMPARTE

Ritual para encontrar alivio en un proceso depresivo


OBJETOS NECESARIOS
 
Un cono o varilla de incienso de pachuli – Un folio – Un lápiz o bolígrafo – Una vela violeta – Una cinta de 15 cm aproximadamente, violeta – Un puñado de lentejas
El ritual deberá hacerse un jueves por la noche.

Ritual

• Encender el cono de incienso.
• Hacer unas cuantas respiraciones profundas y relajar hombros, cabeza, brazos y cuello. Dejar por unos instantes la mente en blanco.
• Imaginar que uno ha sido objeto de muchas injusticias por parte de los demás.
• Adoptar, sin miedo, una actitud de resentimiento y recriminación hacia las personas conocidas. Intentar visualizar, hasta en los más mínimos detalles, agravios que se hayan recibido por tontos o triviales que éstos parezcan (por ejemplo: venía cargada del supermercado y el vecino no fue capaz de sujetarme la puerta).
• Decirle a cada una de esas personas, por escrito, que eso ha molestado. Reclamarle su falta y, si es grave, enfadarse por ello.
• Cuando ya no queden más agravios que recordar, se han de contar cuántos han sido en total y coger una lenteja por cada uno, dejándolas separadas del puñado.
• Quemar el papel en la vela y, cuando ésta se consuma, apagarla.
• Atarse la cinta en la muñeca izquierda con cinco nudos, a la vez que se recita la oración.
• Llevar las lentejas que se han separado a un cruce de caminos o de calles y arrojarla por encima del hombro izquierdo, hacia la espalda.
• Alejarse del lugar sin volver la cabeza.
• No pasar por ahí en el resto del día.
• La cinta deberá dejarse en la muñeca hasta que se caiga por sí misma.

Oración

Los dioses me darán fuerza.
La naturaleza curará mi alma.
Me comprometo conmigo mismo
a no dejarme vencer.
No sé qué cosas maravillosas me esperan,
pero ahí estaré para recibirlas.




SUSCRITE Ahora para recibir los mejores Árticulos sobre el Divino Niño

 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...