ME GUSTA Y COMPARTE

Ritual poderoso para mejorar la Salud de nuestros enfermos



Este ritual puede realizarse cualquier día de la semana. Siempre al amanecer o al anochecer, durante tres días consecutivos, preferiblemente con la luna en fase de cuarto menguante. 

Se debe ir a una habitación y ponerse ropa limpia, a ser posible de colores claros, nunca de color negro.  Después se debe tomar una infusión de poleo y menta. 

Una vez finalizado, debe decir en voz alta

“Bebo esta hierba para aliviar mi dolor.»  Mientras se bebe lentamente la infusión, se debe imaginar que el líquido recorre el organismo arrastrando el dolor y la enfermedad,

A continuación, se debe sentar y colocar delante un vaso con el agua, un espejo y la propia foto. 

Se debe coger el espejo y mirar intensamente la imagen. Mirar al fondo de los ojos e imaginar que la enfermedad, la angustia y el dolor han quedado atrás.

Luego se traspasa la imagen proyectada en el espejo. Liberándose del dolor, de los miedos, de la tristeza.  

Se debe mirar de nuevo la fotografía y hacer una inspiración profunda. A! espirar, imaginar que se está liberando de todo el dolor que se lleva. Inspirar de nuevo profundamente y, al soltar el aire, meditar sobre el mismo pensamiento:

se está arrojando todo el dolor y la enfermedad, inspirar por tercera vez.   En ese momento se goza de un estado de paz y tranquilidad.

Encender una vela blanca con una cerilla; hacer una invocación a Dios, a los elementos o al santo de devoción, pidiendo que equilibre el cuerpo y alma.

En este momento, se debe tener pensamientos altruistas, imaginando que cuando se recobre la salud se ayudará a quien lo necesite. Incluso se debe pensar que se debe sanar porque hay alguien lo necesita o precisa su ayuda.

Colocar una ramita de romero junto a la vela. Tomar la foto y pronunciar estas palabras: “Vuelvo a estar sano y feliz”.


SUSCRITE Ahora para recibir los mejores Árticulos sobre el Divino Niño

 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...