ME GUSTA Y COMPARTE

Hechizo de magia con velas para poder saldar una deuda



El hecho de tener una deuda pendiente no siempre es signo de falta de responsabilidad; en ocasiones nos podemos ver en la situación de tener que hacer frente a un gasto inesperado y urgente, y la única salida posible es pedir el dinero prestado. Si luego nos resulta imposible devolverlo en el tiempo acordado, la suma de los intereses o penalizaciones nos ocasionará una pérdida. Este hechizo es para conseguir los fondos para saldar una deuda. Puede hacerlo quien la haya contraído o una persona que quiera ayudarle.

En ocasiones, ya sea por falta de trabajo, por negocios que salieron mal, por tener que hacer frente a una enfermedad o a cualquier otro gasto que no habíamos previsto, no podemos saldar las deudas que hemos contraído aunque tengamos toda la intención de hacerlo cuanto antes.
Si bien hay personas a las que no les preocupa demasiado deber dinero a los demás, las deudas suelen quitar el sueño ya que, con ellas, se deteriora la propia imagen y eso hace que tengamos menos crédito y labilidad ante los demás.

La mejor manera de no endeudarse es no gastar el dinero antes de haberlo recibido; limitar al menor número posible los créditos que se soliciten y tener paciencia para adquirir todo lo que se desea. El objeto de este hechizo es saldar una deuda económica pendiente, contar con los recursos necesarios para obtener el dinero cuanto antes. El ritual puede realizarse a cualquier hora del día, pero es preferible que se efectúe en martes o viernes. También es posible hacerlo para favorecer a otra persona que esté pasando por un bache económico.

ELEMENTOS NECESARIOS

Una hucha pequeña 
– Una vela amarilla o dorada 
– Una bolsa de pipas 
– Una bolsa de arroz 
– Varias ramas de menta fresca, con sus hojas (puede ser hierbabuena) 
– Una cinta amarilla 
– Lápiz y papel 
– Canela en polvo.

RITUAL

• Encender la vela con cerillas.

• Introducir en la hucha una pipa de girasol diciendo: «Que la tierra me dé lo que necesito».

• Meter un grano de arroz, diciendo: «Ni mucho ni poco, sólo lo justo».

• Introducir una hoja de menta diciendo: «La serenidad me permitirá conseguir mi propósito».

• A continuación, seguir metiendo, siempre en el mismo orden, una pipa de girasol, un grano de arroz y una hoja de menta hasta que la hucha esté completamente llena.

• Cerrar la abertura de la hucha derramando sobre ella un poco de cera de la vela.

• Escribir en una tira de papel: «He conseguido reunir el dinero para» y, a continuación, el nombre de la persona o de la institución a la cual se le debe el dinero.

• Humedecer el papel con un paño húmedo, sin frotar para que no se borre el nombre, y espolvorear sobre él un poco de canela.

• Sujetar la tira de papel, con lo escrito hacia adentro, a la hucha. Atarlo con la cinta amarilla haciendo en esta siete nudos.

• Sellar los nudos con un poco de cera de la vela y enterrar la hucha. Puede ser dentro de un tiesto.


SUSCRITE Ahora para recibir los mejores Árticulos sobre el Divino Niño

 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...