Purificación de la vivienda con velas



Aprenda a modificar la energía de su hogar le enseñamos rituales con fuego para eliminar las energías negativas de su hogar y reemplazarlas por influjos positivos.  su vivienda se convertirá en un lugar de paz, armonía y amor, y propiciará todos sus deseos.

El simple acto de encender una vela puede provocar un cambio fundamental en su modo de vida. Una llama prendida con un propósito determinado y siguiendo las pautas de un ritual bien definido, altera positivamente la energía de su hogar, de dos maneras: a) Como herramienta neutralizadora, despeja la vivienda de todo lo malo, es decir, que elimina energías adversas y b) Como elemento positivo, carga la casa de buenas vibraciones. En esta nota, le proponemos una técnica para que cambie la suerte de su hogar, eliminando todo lo malo y transfiriendo buena energía para que sus deseos, proyectos y objetivos cuenten siempre con buenos auspicios.

Técnica de absorción y depuración

En esta primera etapa, el proceso de limpieza se lleva a cabo para eliminar malas vibraciones. Como requisito previo, usted debe limpiar toda la casa de la manera tradicional, quitando el polvo y poniendo orden en los ambientes. Una vez que haya finalizado con esta parte de la limpieza, puede comenzar con el ritual con velas propiamente dicho.

Necesitará

1 velón blanco Siete Días, que representará a la casa
1 vela gris claro, que representa la neutralización de la mala suerte
1 vela negra, que representa la mala suerte
Aceite de oliva o de uva para ungir las velas
La fórmula

El primer paso es ungir las velas para consagrarlas (ver Recuadro). Una vez que están las tres consagradas, colóquelas sobre una mesa. El velón blanco debe ir en el medio. A la izquierda, de la vela blanca ubique el cirio negro y a la derecha, el gris.
Encienda el velón blanco, que simboliza a su vivienda. Concéntrese y diga: Esta es mi casa y está a punto de ser purificada.

Encienda la vela negra y diga: Esta es mi mala suerte y está a punto de alejarse.
Encienda la vela gris y diga: Este cirio neutralizará mi mala suerte.

Las velas comenzarán a consumirse, menos la blanca, que debe durar una semana. Mientras los cirios arden, concéntrese en el propósito que lo llevó a practicar el ritual. Visualice cada habitación de su hogar. Mediante el ritual de purificación, las vibraciones negativas que circulan por su casa, se reúnen y se dirigen a las llamas encendidas. Primero se concentran en el velón blanco que representa a su hogar. Una vez que esas corrientes adversas se localizan allí, son absorbidas por la vela negra, donde se consumen. Mientras tanto, la vela gris elimina y neutraliza cualquier remanente de negatividad que pudo haber quedado alojado en el velón blanco.

Cuando la vela negra y la gris se hayan consumido, retire los restos de cera y arrójelos a la basura. Deje que el cirio blanco arda durante una semana. En ese lapso, la vivienda se irá descargando de todo tipo de energías adversas: mala suerte, sentimientos depresivos, estrés, pesimismo, etc. Cuando se hayan consumido por completo, retire los restos de cera y arrójelos a la basura.

Nota: Esta fórmula de limpieza debe practicarse al comienzo de una Fase Menguante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al enviar tu comentario acepta las normas básicas y obvias de etiquetas. Todo comentario ofensivo será borrado inmediatamente. No se publicarán oraciones o cadenas. Respete a los demás como desearía que usted fuese tratado. Su correo-e NO se compartirá con terceras personas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...