ME GUSTA Y COMPARTE

Uso mágico de las velas y el fuego en tus rituales





Los rituales son definidos como un conjunto de normas prescritas para la realización de una ceremonia.

En su aspecto mágico son una sucesión reglamentada de acciones y de empleo de enseres especiales. Un detalle celosamente mantenido en secreto durante siglos pero que ahora se conoce, es que el ritual magico tiene un desarrollo interno además de los aspectos externos. Es decir que mientras se realizan los actos externos visibles sus practicantes evocan una serie de visualizaciones perfectamente determinadas.

Su uso hoy en día es fundamental para focalizar la energía que queremos incorporar a nuestra vida o aquellas actitudes de las cuales queremos prescindir.

En su batalla personal y en su camino de autotransformación, el Guerrero Espiritual, lleva a cabo rituales para orientar el potencial de su alma hacia un bien común. Cuando el Guerrero crece, aporta esa energía a la colectividad y el todo es mejor. La suma de todos los esfuerzos particulares dan como resultado un todo, una unidad, un universo mejor.

Los rituales más fáciles de llevar a cabo se hacen aprovechando la influencia de la luna y utilizando como herramienta las velas. Ya que las velas contienen en si mismas la fuerza de los cuatro elementos.

Agua: la cera líquida
Tierra: la cera de abeja o la parafina
Fuego: la llama de la vela
Aire: la flama danzando a través del aire

Encender una vela, es invocar la luz. Hágalo respetando el ritual: primero deberá colocarlas sobre un plato blanco extendido, enciéndalas con cerillos de madera y siempre con una intención. Recuerde que ahí donde hay intención, fluye la energía. Puede dejar quemar la vela completamente o bien hacerlo de 15 a 20 minutos diariamente hasta que se consuma, apagándola cada vez con los dedos o con un matacandelas, nunca extinguiendo el fuego con un soplido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...